Revista YOUNG España

Celta-R.Madrid: Lo que el viento se llevó

Pasados tres días, en la capital no olvidan la suspensión del Celta-R.Madrid

Aún colea lo que pasó este fin de domingo en Vigo. Debido al temporal que ha habido este fin de semana en Galicia, se suspendieron muchos partidos de futbol por motivos de seguridad. Entre ellos, el Celta-R.Madrid.

Fue este partido el que más polémica ha arrastrado en los medios de comunicación, sobretodo lo de tirada madridista. Había mucho miedo por parte de los merengues de que no se jugara el encuentro debido al apretado calendario que hay a partir de ahora, aunque las malas lenguas aseguran que lo único que querían era jugar contra los suplentes del Celta, ya que los titulares descansarían pensando en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey que juegan hoy frente al Alavés.

Cárcel para el alcalde

Eso era lo que pedían algunos periodistas afines a Florentino Pérez. Y es que el viento no fue el único culpable de la suspensión del partido. Abel Caballero, alcalde de Vigo, al ver los informes del estado del tejado de Balaídos, decidió que el estadio no se abría por seguridad. Evidentemente, esa decisión no sentó bien a la prensa madridista y le cayeron todas las críticas de mundo. Le han acusado de adulterar la Liga, de querer favorecer al Celta… Lo único de lo que no le han acusado es de ser más culé que Joan Gamper.

Resultat d'imatges de abel caballero
Abel Caballero, alcalde de Vigo

Alternativas para poder jugar

Cierto es que el Madrid propuso soluciones para que se jugase el partido, pero todas las propuestas no eran viables. ¿Arreglar el tejado antes del partido? Peligroso. Con rachas de viento de más de 100 km/h es muy peligroso poner a operarios a lo alto de ese tejado. ¿Cerrar la parte del estadio afectada? Arriesgado. Puede que no le caiga una placa de uralita a la gente de esa zona, pero… ¿Qué pasaría si un golpe de viento mueve esta placa hacia otro sector del estadio o en el mismo césped? Tendríamos un problema aún más gordo. ¿Otro estadio? No había ninguno disponible en un radio de 30 km y, además, la normativa no contempla un cambio de estadio por motivos como este. Viendo que ninguna de estas propuestas se podía llevar a cabo, la federación española de futbol decidió aplazar el partido.

Insultos de la prensa

Lo insólito fue ver la reacción de algunos periodistas. Como hemos dicho antes, no sentó muy bien a la prensa madridista y muchos de ellos tuvieron la poca vergüenza de llamar al señor Caballero cacique, tirano o hasta dictador. ¿Tan mal se lleva que por una vez no se haga lo que Florentino pide? Lo raro es ver que existe un político en este país que no se deja vencer por las presiones del futbol.

Comparaciones odiosas

Puestos a comparar, hablemos del Deportivo-Betis. Sí, otro partido en Galicia, y de primera división, suspendido por el temporal. El caso es que con este partido nadie ha pedido que se juegue a toda costa. Al contrario, se entiende que por seguridad lo mejor es aplazarlo. Tendrá razón el alcalde y el problema de todo esto es haberte topado con el Real Madrid, no con el viento.

Gabriel Corominas Albalate

Redactor de Deportes. Mi especialidad: futbol y motor. En mis ratos libres hago carreras populares y maratones.
También soy locutor de radio

Agregar comentario

Newsletter

Facebook

Tienda Digital